Un material que ayuda a mejorar la protección ignífuga de las estructuras. El objetivo del mortero de lana de roca es aumentar la resistencia de las estructuras al fuego, con una resistencia de entre 30 y 40 minutos dependiendo de su aplicación. Se trata de un mortero proyectable con base de cemento y que utiliza la lana de roca como ligante hidráulico.

CARACTERÍSTICAS DEL MORTERO DE LANA DE ROCA

Su aplicación mediante proyección, permite un recubrimiento continuo, evitando así discontinuidades e irregularidades en el recubrimiento de la envolvente de los edificios, y evitando la aparición de puentes térmicos. En cuanto a las características del mortero de lana de roca destacan:

  • Se adapta a una gran variedad de soportes, incluso cuando estos están expuestos a vibraciones o movimientos de asentamiento.
  • No se agrieta  ni se fisura debido a su gran flexibilidad.
  • Posee una clasificación de reacción al fuego A1 según UNE EN 13501
  • Posee unas características excepcionales en absorción sonora y absorción acústica en cámara reverberante.
  • Propiedades de absorción acústica NCR de 0,75 con frecuencia entre 250 hz y 2000 hz.
  • No es tóxico ni patógeno, está carente de abestos y sílice cristalina en estado libre, fabricada con lana de roca clasificada según directiva europea 67/548 CEE.
  • Composición a base de cemento, lana de roca y aditivos.
  • Resistencia al fuego: A1
  • Densidad del mortero: 175 Kg/m2 +/- 10%
  • Conductividad térmica: 0,0456 W/mk
  • Alcalinidad: 12,5
  • Resistencia a hongos
  • Adherencia: 0,014 N/mm2 fallo.

CAMPOS DE APLICACIÓN

  • En rehabilitación energética y acústica.
  • En cubiertas, en soportales, prefabricados de hormigón, fachadas ventiladas.
  • Se aplica mediante máquina neumática proyectada directamente sobre el soporte a proteger, sin ningún tipo de operación previa.
  • Al requerimiento del cliente, la superficie puede ser talochada o alisada.
  • Acondicionamientos acústicos.
Mortero de Lana de Roca
Mortero de Lana de Roca
Mortero de lana de roca y cemento concebido especialmente para la protección contra el fuego. Resulta ser la solución constructiva perfecta para proporcionar un óptimo aislamiento térmico y acústico.

Se debe aplicar el mortero de lana de roca con máquinas de proyección mecánica en una superficie limpia de polvo, grasa u óxido. Forma una capa continua, elástica y sin uniones, con acabado rugoso y de color gris. No se recomienda este material para zonas de alta condensación, ni para espacios con temperaturas inferiores a 5 °C o mayores a 40 °C.

 

Con el mortero de lana de roca obtenemos una alta protección ignífuga en las estructuras y también funciona como aislamiento térmico y acústico.

PROTECCIÓN IGNÍFUGA CON MORTERO DE LANA DE ROCA

Un material de protección pasiva contra incendios que puede aplicarse sobre metal, hormigón, chapa colaborante, pilares y franjas cortafuegos. Además de ser una gran protección ignífuga, también es un material que proporciona aislamiento térmico y acústico. Sus características técnicas son:

  • Composición a base de cemento, lana de roca y aditivos.
  • Resistencia al fuego: A1
  • Densidad del mortero: 175 Kg/m2 +/- 10%
  • Conductividad térmica: 0,0456 W/mk
  • Alcalinidad: 12,5
  • Resistencia a hongos
  • Adherencia: 0,014 N/mm² fallo.
  • Resistencia de hasta 240 minutos (R-240).

Expertos en la protección pasiva contra incendios

Para proyectos en estudio y proyectos que ya están en ejecución. Aportamos soluciones de aislamientos térmicos y acústicos. Estructuras metálicas, vigas, pilares y forjados de hormigón, chapa colaborante, vigas de madera, conductos de ventilación y cerramientos de chapa.
C. Reina Mercedes, 18 Madrid, Madrid 28020
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes8:00 – 18:00
+34 915 72 19 37